¡Marca la diferencia!

Seguir cuando crees que no puedes más, es lo que te hace diferente a los demás. Tómate el fracaso como una oportunidad para aprender e ir un poco más allá.